viernes, 19 de junio de 2009

Los peruanos y su historia

Los peruanos y su historia
En los tiempos actuales, donde se están dando una serie de confrontaciones políticas e ideológicas, sobretodo en Sudamérica, se hace necesario, mirar en forma objetiva y critica a nuestro pasado histórico, para realmente, forjar un país con identidad dentro de nuestra diversidad cultural, étnica y lingüística. En este contexto, el nombre Perú, dado al Tahuantinsuyo, por los españoles en el siglo XVI, tiene un origen discutible por decir lo menos. Al contrario de los nombres dados a otras naciones del continente, que fueron sedes de los virreinatos que se crearon en nuestra América. Dentro del devenir histórico, también hay que reparar críticamente, le epopeya de la independencia de nuestro país, que fue cuna de un imperio y sede del más importante virreinato español. La gesta independentista, en nuestras tierras, fueron liderados por dos extranjeros y no por personajes nacidos en el Perú. Nos referimos a José de San Martin, rioplatense y a Simón Bolívar que procedía de la Gran Colombia. Este hecho histórico, hay que entenderlo, para comprender lo que aconteció posteriormente en nuestro país. Es decir que el Perú, fue el único virreinato, que no fue liberado por un peruano. Esta triste realidad, explica lo que posteriormente sucedió en estas tierras, donde no se formo una verdadera clase dirigente como en otros países sudamericanos, sino que surgieron caudillos que solo vieron sus propios intereses. Es por eso que perdimos, por culpa de nuestros gobernantes, más de un millón de kilómetros cuadrados de nuestro territorio, desde 1879, cuando los que nos independizaron ya no existían. Este desmembramiento de nuestro territorio, cuyos beneficiarios fueron Chile, Brasil, Colombia. Bolivia y Ecuador, se debe a la falta de entereza y amor a nuestro país, de nuestros dirigentes políticos. Por esto es lamentable, ver que actualmente estamos litigando con los chilenos un pedazo de mar, que si nuestros políticos del siglo XIX, lo hubieran defendido, no estaríamos pasando estos amargos trances. Además volviendo a la época de nuestra independencia, no podemos ser ingratos con los dos extranjeros que vinieron a liderar estas acciones. No se puede achacar, por ejemplo a Bolívar, la perdida que sufrimos por el desmembramiento del Alto Perú, para crear a Bolivia. Esto no hubiera pasado si Bolívar hubiera nacido en el Perú. Ni tampoco criticar a San Martin, cuando en la conferencia que sostuvo en Guayaquil, con Bolívar, se retiro de nuestro país. Quizás tomo esta decisión, porque no era peruano. A todos los grandes hombres se los debe juzgar por sus obras y su legado histórico. Y ningún ser humano, por mas grande que sea, puede jactarse de no tener defectos. Además no podemos exigir a extranjeros, como San Martin y Bolívar, lo que no exigimos a nuestros líderes nacidos en el país. Es decir, que la falta de liderazgo entre los criollos peruanos y su poco amor a este suelo, permitió por su inacción que fueran personas de otras tierras los que lideraran la gesta de nuestra independencia. Esto nos debe servir para querer mas a nuestro país, apostando por forjar una verdadera nación, con una clase dirigente que tenga una visión de largo plaza para que este siglo, nuestro país, ocupe el sitial que por sus antecedentes históricos anteriores a la llegada de los españoles, merece.
Por Manuel J. Villanueva

Pictures of Rainbows